[Blog de Viajes StoryTravelling 81] ¿Tocó el mercado global de viajes el punto más bajo de la crisis causada por la pandemia? 10 puntos para abordar la situación actual

  
0:00
-10:45

Y Blog de Viajes StoryTravelling vuelve en formato mensual. La idea: que salga el último día de cada mes con 10 puntos para abordar la coyuntura actual del mercado de viajes, más la selección de enlaces de siempre. Y con podcast incluido para quienes prefieren el contenido en audio :)

10 puntos sobre la crisis del mercado de viajes

  1. ¿Está el mercado de viajes en el peor momento de la crisis causada por la pandemia? De febrero de 2020 para acá todos parecen ser el peor momento. En la etapa inicial vivimos una ola de cierres de fronteras y suspensión de vuelos, pero un seguimiento de las publicaciones de ese entonces nos marcaba un consenso sobre el carácter transitorio de la crisis, y una lenta pero segura normalización que tomaría algunos meses. Las fronteras comenzarían a reabrirse, la situación sanitaria comenzaría a controlarse, se estandarizarían los requisitos de viajes y los vuelos comenzarían a retomarse sin mayores problemas.

  1. Casi un año después de aquella ola inicial de cierres estamos en una situación marcada por una incertidumbre que suma nuevos elementos. Tras un proceso de lenta desescalada de cierres y suspensión de vuelos, las últimas semanas muestran nuevos cierres puntuales a partir de la aparición de cepas más contagiosas del covid-19. Que algunas de estas cepas puedan disminuir la respuesta inmune de los contagiados suma más problemas a futuro.

  2. Los avances positivos -vacunas y la estandarización de documentos de viaje como certificados de vacunación y tests PCR- son bastante más lentos de lo que podríamos haber esperado un año atrás. Las dificultades logísticas se imponen a las expectativas. Las vacunaciones masivas se extenderán por largo tiempo, y la certificación de documentos de viaje será objeto de largas negociaciones entre países, en particular para normalizar que vacunas son consideradas válidas.

  3. La vacunación avanzará mucho más rápido en los países más ricos, que han acaparado la producción inicial de vacunas. Vamos, al menos en la configuración inicial, a una situación muy compleja: si se establecen requisitos globales de vacunación, los viajeros de las naciones más desarrolladas tendrán oportunidades de movilidad que los ciudadanos de otras naciones menos ricas.

  4. Para los turistas estamos frente a una situación realmente inédita. Ahora planificar un viaje implica aceptar un incierto panorama de concreción. Hay que estar preparados para postergaciones, cancelaciones, cambios de destino y otros problemas como parte obvia del escenario actual. Frente a ello, muchos viajeros optan por destinos cercanos donde llegar en auto, o directamente por no viajar.

  5. Si la incertidumbre es la regla, estamos frente a otro mercado de viajes. El turismo global creció gracias a la certeza. Si comprábamos un viaje este se realizaba salvo circunstancias excepcionales. Los requisitos de viaje eran conocidos de antemano. Un mercado de viajes sometido a la incertidumbre generalizada como parte habitual del escenario es, al menos a mediano plazo, un mercado que va a ser económicamente más pequeño. Y que no basta para mantener en actividad a la mayor parte de los prestadores.

  6. Se terminaron las explicaciones simples. Meses atrás algunos reclamaban a los gobiernos abrir fronteras y vuelos, en el caso de que los hubieran suspendido. La idea de fondo es que el turismo se reactivaría rápidamente desde esa reapertura. No pasó, y quedó bastante claro que el tema es sustancialmente más complejo. En las últimas semanas muchos gobiernos han vuelto a cerrar sus fronteras y reinstalaron cuarentenas por las nuevas cepas, así que no sólo es que te dejen salir. También es que acepten que ingreses. Líneas aéreas están suspendiendo rutas por falta de demanda o por problemas con los tests que deben realizar las tripulaciones. La situación sigue muy inestable y no tiene una única explicación.

  7. La extensión de la crisis es mucho más extensa de lo que la mayoría esperaba 11 meses atrás. A esta altura las reservas para las crisis se terminaron hace rato. Quienes siguen en el mercado de viajes lo hacen porque han logrado conservar al menos una parte de su demanda. Para muchos se impone, al menos parcialmente, un cambio de rubro hasta que la situación mejore.

  8. Retomemos la pregunta inicial: ¿estamos en el punto más bajo para el mercado de viajes desde que comenzó la pandemia? Sí, en tanto llegamos al punto de que hemos aceptado la incertidumbre como escenario normal del mercado de viajes. Sobre todo a partir de los nuevos cierres de fronteras por las variantes más nuevas en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica. Abandonamos a esta altura la comparación permanente con 2019. Esto no significa que podamos tener aún peores noticias desde lo epidemiológico, como cierres aún más masivos de fronteras en caso de aparición de cepas más peligrosas, desde lo económico, con una continuidad en la falta de demanda. Pero esas novedades ya no alterarán la percepción que tenemos del mercado de viajes. La idea de una recuperación lineal y sin inconvenientes desde el punto más bajo de la crisis hasta regresar a la normalidad ya no funciona como horizonte de expectativas. Y la recuperación de un mayor volumen de viajes se hará con un escenario muy diferente al que vimos en 2019.

  9. ¿Se puede ser optimista en cuanto al mercado de viajes? Si por “optimista” se entiende “las cosas volverán a ser como en 2019” diría que es un optimismo a muy largo plazo. La recuperación del turismo operará a partir de ir adecuando las expectativas a la realidad material de la pandemia. Viajes a distancias más cortas y con la menor cantidad de escalas, cambios de planes como escenario habitual, atención permanente a los cuidados de la salud, y un aprendizaje permanente sobre como movernos en un mundo que está comenzando a establecer cambios a largo plazo a partir de las consecuencias de la pandemia. Si la expectativa es “quiero volver a 2019” el mundo se va a ocupar de recordarnos que mejor sería tener una mejor idea de cómo será 2022. Aunque más no sea para tener en claro que expectativas podemos tener.


Por las redes

Ideal para los que quieren estar aislados: acampar en un espejo de agua con esta carpa flotante. Que no te agarre alguna creciente, eso sí.

Una de las críticas más interesantes, desde la parte ambiental y de uso responsable de la energía, hacia Bitcoin. Es un hilo extenso pero muy recomendable.

Una crónica en tweets sobre el proceso de entrar a Corea del Sur, uno de los países que más agresivamente ha controlado la pandemia de covid-19.


En el blog

Y las Historias llegaron a Worpress: y con dos opciones. Por un lado, Wordpress tiene su propia herramienta, que si bien es bastante limitada, permite editar directamente desde el móvil (y por ahora está disponible sólo en Android). Y Web Stories, de Google, mucho más completo, pero que por ahora sólo se puede usar desde el escritorio.

Norwegian y al adiós a a larga distancia: la aerolínea de bajo costo sale del mercado de larga distancia y se concentra en Europa. Se convierte, digamos, en una aerolínea de bajo costo tradicional.

Revistas de viaje, en constante cambio de dueños: Travel+Leisure pasó a manos de Wyndham Destinations, que se dedica a los tiempos compartidos. La compañía va a pasar a llamarse Travel+Leisure y la revista seguirá siendo editada por la misma editorial, Meredith (que la había comprado a Time, que antes la había comprado a American Express).

Twitter compró Revue y se puso áspera la pelea por el mercado de newsletters.